lunes, 28 de abril de 2014

Desencanto adolescente




Esto no es un sesudo estudio de algún prestigioso autor, creo que tampoco el problema del desarrollo infantil está en paquetes enormes de conocimiento, aplicado siempre desde fuera, como si fueran objetos de estudio, eso es ciencia pero no lo es el considerar esa perspectiva únicamente, la prueba está en que los problemas no se solucionan, se liman, mejoran, pero no se solucionan, por lo tanto no es ciencia. Trato de abrir una nueva vía más efectiva.
A los niños muchas veces casi se les acusa de haber nacido, algunas veces se les hace un juicio sumarísimo y se les ejecuta, por desgracia no faltan estos casos, perdón por la crudeza. Algunos padres adoptan niños como juguetes o cachorros, luego cuando crecen no son tan encantadores. Creo que Rusia hace bien en restringir las adopciones hasta estar muy seguro. El caso de Asumpta en España es terrible, y con el flojo sistema judicial que existe allí, ya veremos qué castigo les cae a los padres...

También se les acusa de ser problemáticos, etc. A ver: la psico y la psique de ellos son como espejos.
Su naturaleza real empieza a ser maleada apenas van adquiriendo consciencia de si mismos.
Sus absorbentes cerebros reciben poderosos mensajes-raíz como "eres una chica, esto es lo que hay, esto funciona así y asá, etc"
Luego son introducidos en una estructura, un sistema, ajeno a su naturaleza real,y a una terrible programación mental desde el sistema educativo. La "tragedia" se adelanta cada vez más porque cada vez más los niños acceden más jovencitos al colegio. No se trata de destruir nada, sino de alternar, la falta de un ritmo hace que los "motores se gripen".
Claro, si los adultos no conocen su naturaleza real ni se conocen a sí mismo, no sólo el plano psicológico, cómo van a conocer la de sus hijos?

Se les imponen gustos y costumbres, y un numeroso repertorio de limitaciones. También se les presentan héroes absurdos creados por multinacionales, como ese pato disney que no sabe ni hablar. En cambio otros son inspiradores. No se pretende destruir sino hacer un hueco al sentido común y a la empatía con los menores.

Además está el capítulo de nuestros entrañables abuelos. Algunos de ellos y también padres, siembran mensajes en los cerebros tales como "no seas tonto, no pierdas tiempo en eso, aquí el que no corre vuela, hay que aplastar a los demás si es necesario, no te hables o no te trates con ese, etc"

Hay algunas capas de la personalidad que se van perdiendo con el paso de los años, especialmente en esas edades. Es como la muda de la piel de un reptil.
Pero se les imprimen tiempos de espera muy cortos para el abandono de viejos hábitos o costumbres infantiles. Eso causa ansiedad sutil y oculta en el subconsciente. Es como obligar a alguien a desvestirse en un "santiamén" como si le arrancaran la ropa. 
Hay un proceso de demolición en el interior de cada cual, esa demolición de capas de personalidad gastadas produce mucho cansancio: aquí también está el origen de esa pereza típica de los adolescentes. Toda demolición es costosa en esfuerzo, como los obreros que destruyen una casa o un muro.
Muchas ansiedades son debidas a estos tiempos cortos exigidos, el chico/a no se adapta a esa prisa, como cuando les exigen que no sean o actúen más de una manera u otra.

Una cosa es la educación y otra el criar cachorros. Claro... el gran sacrificio que genera ser madres o padres produce un resultado "conforme a Derecho", una especie de derecho de pernada sobre todas las capas de la personalidad infantil.
Esto es agravado por desavenencias familiares, problemas económicos graves, etc.
(continuará)

Nota: fotos. Todas las fotos de personas que aparezcan aquí tienen la aquiescencia y el consentimiento de ellas mismas o de su tutor en el caso de menores, como Ekaterina, de Mykolaiv y su madre Elena. La segunda foto está tomada en Beregove, Crimea. No deseo ser tan incisiva y hablar sobre los juegos colectivos, sobre los inconvenientes: las ventajas son conocidas. 
Qué complicado es educar!!