lunes, 2 de junio de 2014

Amor Más Allá




Foto 2: Excavación arqueológica en Mantova. Verona. Italia

En ocasiones hay almas gemelas que se encuentran, se reconocen y se funden entre ellos. 
Artísticamente se representó muy bien en este film, precioso montaje de video y preciosa canción de amor:

La fusión total no es posible, cada uno es uno, pero el deseo de fusionarse sí es posible y puede traspasar la muerte. La fusión total no tiene lugar pero nace una espiral eterna.
Todos los impulsos estables y vivos son energías que nunca se destruyen, esa imantación hacia lo querido o anhelado sobrevive a cualquier destrucción, incluso a la del Universo.
Lo que queda más allá de la vida no sólo son unos huesos, el vestigio de la vestimenta que las almas han llevado. 
Es posible que haya muchas almas gemelas, o que haya sólo una y que sea nuestra propia alma... Entonces, posiblemente, los enamorados sean los que más se aproximan a esa alma gemela, semilla de nosotros mismos. 
¿Para qué analizar tanto? Como dijo Santa Teresa de Ávila "el corazón tiene razones que la razón no entiende". 
No nos debe preocupar el análisis químico del efluvio del perfume de una rosa, basta con sentir su perfume, su color y su forma. 
¿Es eso sugestión? No.
¿Es el amor más allá una sugestión, una ilusión, una imaginación? No.

Profundizando...
Los seres humanos estamos tan obnubilados por nuestra apariencia exterior de hombre o de mujer que hemos olvidado que en lo alto, en una especie de plano superior, sutil,o Semilla, poseemos los dos principios: masculino y femenino. 
Pero es necesario comprender que este "alto" no se halla situado a años luz por ahi arriba... 
En lo alto, es también en lo más profundo de la semilla de ti mismo, tu parte superior. Uso estas expresiones para entendernos mejor.
No uses los microscopios de la Ciencia moderna, que algún día quedarán anticuados, usa la introspección.
La introspección inteligente es un proceso psíquico durante el cual el humano es capaz de fusionarse con la parte complementaria de su Ser, con su amante, con su alma gemela... 
Si tomas contacto con ella no experimentarás ninguna carencia, nunca te sentirás solo... 
No son los lazos carnales lo que hacen que un hombre o una mujer se sientan menos solos... muchos lo pueden decir!! 
Han multiplicado los encuentros y las experiencias, pero interiormente hay siempre soledad, el desierto... Es asi porque es primero en uno mismo, en el plano psíquico, en el plano interno, que deben hacerse ciertos "encuentros". No hallaremos abajo lo que no se ha realizado antes arriba...
Si no tienes una pareja ahora mismo o no te llena, y crees que nunca la encontrarás, cuando la encuentres dentro de ti mismo la encontrarás fuera.
Es una sincronicidad que siempre funciona.
Es matemático.
Ámate, descúbrete, no te odies, no te menosprecies, no te desesperes, no te muestres nunca perdida.


Anexo: Carta de amor de hace 500 años...
En el año 2000, un equipo de arqueólogos de la Universidad Nacional de Andong (Corea del Sur) desenterró un ataúd de madera del siglo XVI. En su interior se conservaba el cuerpo secado de Eung-tae, miembro del antiguo clan Goseong Yi.
Eung-tae abrazaba una carta junto a su corazón. La misiva relata el desgarrador dolor de la viuda, que se siente indefensa ante su vida y su inminente maternidad. La desconsolada mujer le pide respuestas a su marcha y le emplaza e reunirse con ella en sus sueños:
Al padre de Won: Junio 1, 1586:
Siempre decías: “Amada, vamos a vivir juntos hasta que nuestro pelo sea blanco y muramos el mismo día”. ¿Cómo has podido morir sin mí? ¿Quién me escuchará a mi y a nuestro niño? ¿Por qué has seguido adelante sin mí?
¿Cómo vivía mi corazón en ti y el tuyo en mí? Siempre que nos acostábamos juntos me decías “Querida, otras personas se aprecian y se aman tanto como nosotros? ¿Son como nosotros?” ¿Cómo puedes dejar todo esto atrás y seguir hacia adelante?
Simplemente no puedo vivir sin ti. Solo quiero irme contigo. Por favor, llévame dónde tu estés. Mis sentimientos hacia ti no se pueden olvidar en este mundo y mis penas no conocen limites. ¿Dónde dejaré mi corazón? ¿Cómo puedo vivir con el niño sin ti?
Por favor lee esta carta y respóndeme con detalle en mis sueños. Porque para eso he escrito esta carta y la entierro contigo. Léela detenidamente y contéstame.
Cuando nazca este niño, ¿a quién llamará padre? ¿Puede alguien entender como me siento? No hay mayor tragedia que ésta bajo el cielo. Te has ido a otro lugar y no padeces la tristeza tan profunda que yo siento. Nada tiene ni siquiera un parecido a esta pena.
Por favor lee detenidamente esta carta y ven a mí en sueños, muéstrate y háblame. Creo que puedo verte en mis sueños. Ven a mi en secreto y muéstrate. No hay límites a lo que quiero decir y me detengo aquí.